El nacionalista Íñigo Urkullu fue elegido hoy por el Parlamento vasco presidente del gobierno regional de esa comunidad autónoma del norte de España.

Urkullu contó sólo con el apoyo de su formación, el Partido Nacionalista Vasco (PNV), que ganó los comicios autonómicos del pasado 21 de octubre, los primeros que se celebraron en esa región sin la amenaza terrorista de ETA.

La segunda formación en la Cámara vasca, los independentistas de EH Bildu, presentó a su propia candidata, Laura Mintegi, que contó sólo con el apoyo de sus 21 diputados.

En los comicios de octubre el PNV consiguió 27 escaños, seguido de los independentistas de EH Bildu con 21, mientras que los socialistas, en el poder hasta entonces, quedaron en tercer lugar con 16 diputados, seguidos del Partido Popular, con 10.

Tras la votación de hoy, la presidenta de la Cámara vasca, Bakartxo Tejería, designó, en nombre del Parlamento Vasco, a Urkullu como lehendakari, nombre que recibe en el País Vasco el presidente de su gobierno regional.

Mañana será nombrado por el rey Juan Carlos de España y el sábado tomará posesión del cargo.

El nuevo presidente apeló al acuerdo y al consenso para afrontar los retos de la nueva legislatura.

Con la elección de Urkullu, el PNV recupera el poder en esa comunidad autónoma, después de un paréntesis de tres años de gobierno socialista.