Brasil espera cerrar el año con 5,7 millones de turistas extranjeros y una facturación récord para el sector por ese número de visitantes, según divulgó hoy la empresa estatal de turismo Embratur.

"A pesar de la crisis económica mundial, superamos los números del año pasado, cuando alcanzamos 5,4 millones de turistas extranjeros en el país", señaló Paulo Guilherme de Araújo, jefe de gabinete de Embratur, durante la reunión del Consejo Nacional del Turismo celebrada en la capital brasileña.

Embratur anticipó que en 2013 concentrará el trabajo de promoción turística del país en América Latina, teniendo como foco principal la Copa de las Confederaciones de fútbol, en seis ciudades, y la Jornada Mundial de la Juventud, en Río de Janeiro y que contará con la visita del papa Benedicto XVI.

"Vamos a mantener nuestra estrategia de divulgación del país en los demás mercados, pero nuestros vecinos latinoamericanos serán la prioridad", apuntó el funcionario.

El Ministerio de Turismo, en tanto, trabaja en la elaboración de una agenda nacional hasta 2022, con planes específicos para los segmentos de aventura, sol y playa y negocios y eventos.