El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebrará una reunión de urgencia hoy para discutir el lanzamiento de un cohete balístico de largo alcance por parte de Corea del Norte, indicaron a Efe varias fuentes diplomáticas.

La reunión fue solicitada por Japón, Estados Unidos y Corea del Sur, según precisó una fuente de un país integrante del Consejo de Seguridad.

La discusión comenzará aproximadamente a las 16:00 GMT y a su término habrá una declaración del embajador marroquí, cuyo país preside el Consejo de Seguridad durante este mes de diciembre.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, consideró que el lanzamiento es "una clara violación" de las resoluciones de Naciones Unidas y "desafía" a la comunidad internacional.

"Es más lamentable si cabe porque desafía el fuerte y unánime llamamiento de la comunidad internacional. Es una clara violación de la resolución 1874 (2009), en la que el Consejo de Seguridad pedía que Corea del Norte no llevase a cabo lanzamientos usando tecnología de misiles balísticos", aseguró Ban en un comunicado emitido esta madrugada.

Corea del Norte lanzó hoy su cohete de largo alcance Unha-3 desde la base septentrional de Donchang-ri, en una operación que el país comunista ha definido como "un éxito".

El secretario general de la ONU urgió al liderazgo en Pyongyang a "construir confianza con sus vecinos mientras da pasos para mejorar la vida de su población".

El surcoreano Ban, que se mantiene en "estrecho contacto con los gobiernos afectados, "está preocupado por las consecuencias negativas que este acto provocativo puede tener en la paz y la estabilidad de la región" y "reafirma su compromiso en trabajar por la paz y la estabilidad de la península coreana".

Pyongyang defiende que el lanzamiento tenía como objetivo poner en órbita un satélite científico, pero Corea del Sur, Estados Unisos y sus aliados consideran que encubre una prueba de misiles de largo alcance y por tanto viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra el programa armamentístico del país.

El lanzamiento del cohete de largo alcance por parte de Corea del Norte es el segundo de este año, tras una operación fallida en abril en el que el proyectil terminó en el Mar Amarillo hecho pedazos poco después de despegar.