El Gobierno boliviano firmó hoy un memorando con la empresa china Sinohydro Corporation, que se comprometió a revisar y optimizar gratuitamente los estudios existentes para construir una hidroeléctrica en la región amazónica de Beni, fronteriza con Brasil.

El Ministerio de Hidrocarburos y Energía informó en un comunicado que el documento fue firmado por el ministro del área, Juan José Sosa, y un representante de Sinohydro Corporation, Li Wei.

El memorando establece que en una primera fase, la empresa china revisará y optimizará "el diseño en potencia y costo del proyecto hidroeléctrico Cachuela Esperanza" en un plazo de 90 días.

"La ejecución de la Fase I no significa ningún compromiso económico para el Ministerio de Hidrocarburos y Energía ni para la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), por tanto, no comprende la creación de obligaciones de carácter económico", señala la nota.

Si las autoridades aceptan el estudio, "que será de propiedad intelectual y material" del Gobierno boliviano, se pasará a una siguiente fase para negociar "el financiamiento, construcción y puesta en marcha" del proyecto.

Bolivia firmó un documento similar en julio pasado con la empresa estatal Hydrochina, que en días pasados entregó un estudio de "factibilidad" para construir la hidroeléctrica Rositas en la región oriental de Santa Cruz, la más próspera del país.

El Ejecutivo boliviano aspira a que estos proyectos permitan exportar energía eléctrica a los países vecinos, además de garantizar el abastecimiento interno.