La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) pidió hoy al presidente de México, Enrique Peña Nieto, un "plan exhaustivo" sobre derechos humanos que incluya la investigación de casos de desaparición y tortura cometidos durante la gestión de Felipe Calderón.

En una carta enviada hoy a Peña Nieto, el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, destacó la "gravedad" de la situación de derechos humanos en México que, a su juicio, requiere "un plan exhaustivo que proponga soluciones concretas en materia de políticas públicas para hacer frente a estos graves problemas".

"Si bien estos delitos se cometieron durante la gestión del presidente Calderón, la responsabilidad de asegurar que sean investigados adecuadamente no se extinguió al concluir su mandato", observó.

Según Vivanco, ese plan debe detallar las medidas que adoptará Peña Nieto para averiguar el paradero de "aproximadamente 25.000 personas" que desaparecieron durante el Gobierno de Calderón; la creación de una base de datos sobre los desaparecidos, y el establecimiento de protocolos para investigar las desapariciones y comenzar la búsqueda de esas personas.

Vivanco también pidió que Peña Nieto explique su plan para conformar "un registro federal de cuerpos no identificados", y que sus datos puedan ser cotejados con los de la base de datos sobre desaparecidos.

Además, solicitó que el Gobierno mexicano explique las medidas que adoptará para asegurar que no se admitan evidencias obtenidas mediante confesiones bajo tortura, algo que durante el sexenio anterior fue una práctica sistemática.

Vivanco indicó que HRW tiene "evidencias de que actualmente se encuentran en prisión personas inocentes que fueron condenadas sobre la base de pruebas falsas obtenidas mediante coerción".

Entre éstas se incluyen cuatro personas de Baja California -Ramiro Ramírez Martínez, Rodrigo Ramírez Martínez, Orlando Santaolaya y Ramiro López Vázquez- que fueron detenidos arbitrariamente en junio de 2009 y sometidos a tratamiento coercitivo, señaló.

Asimismo, Vivanco pidió información sobre una posible reforma del Código de Justicia Militar "para asegurar que todas las presuntas violaciones de derechos humanos cometidas por soldados contra civiles sean investigadas y juzgadas en la justicia penal ordinaria".

"México necesita un plan claro e inteligente para abordar los profundos problemas de derechos humanos que heredó su Gobierno. Un plan que permita convertir en realidad las importantes declaraciones que ha efectuado S.E. relativas al respeto de los derechos humanos", dijo Vivanco en la carta.

Vivanco destacó la importancia de poner en marcha ese plan y que además cuente con "los recursos y el apoyo político necesarios" porque, advirtió, "de lo contrario, el clima de abuso e impunidad extendida que ha prevalecido en los últimos seis años solamente conseguirá agravarse".