Los exportadores paraguayos observaron que los mayores obstáculos que deben afrontar se encuentran en Argentina y Brasil, miembros del Mercosur que junto a Uruguay decretaron la suspensión de Paraguay el 29 de junio pasado.

El Ministerio de Industria y Comercio de Paraguay desveló hoy esa percepción de los empresarios locales que fue recogida a través de un sondeo realizado con la ayuda de consultores de la Unión Europea (UE), informó la agencia pública IP Paraguay.

El estudio fue presentado en el marco del seminario denominado, "Barreras comerciales a las exportaciones de Paraguay", promovido por ese ministerio.

La encuesta mostró que los mayores obstáculos para el envío de mercaderías procedentes de Paraguay, país mediterráneo, se encuentran en Argentina y Brasil, socios mayoritarios del Mercosur.

La mora en los trámites, el alto costo de los certificados para el paso de mercaderías, la duplicación y apertura de contenedores y el rechazo de productos de hoja integral de "stevia" a Estados Unidos y la UE, son algunas de las trabas cuestionadas a Argentina, según la fuente.

Los exportadores paraguayos también criticaron las huelgas permanentes y los controles excesivos en Brasil que, según denunciaron, causan pérdidas por la demora del envío de los productos.

También cuestionaron los obstáculos internos que deben afrontar, como la centralización de las exportaciones en Asunción, la lentitud y burocracia en los trámites y la falta de inversión en infraestructura para mantener navegable todo el año la hidrovía de los ríos Paraguay-Paraná, principales afluentes del país.

Las exportaciones de los productos industriales paraguayos a Argentina han sufrido una caída del 18 % de enero a septiembre pasado, en comparación con igual período de 2011, según estadísticas proveídas a Efe por el Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep).

Esa caída, atribuida a la aplicación desde febrero último de la Declaración Jurada Anticipada de Importación por parte de Argentina, ha motivado, sin embargo, un crecimiento del 10 % en los envíos paraguayos a Brasil en los nueve primeros meses de 2012, según el informe.

Paraguay, que constantemente denuncia supuestas trabas comerciales impuestas por Argentina y Brasil, fue suspendido por el Mercosur siete días después de la destitución del presidente Fernando Lugo en un controvertido juicio político.

Ese bloque regional también aprobó la incorporación plena de Venezuela e inició los trámites de adhesión de Bolivia en ausencia de las autoridades paraguayas.