El presidente venezolano, Hugo Chávez, fue operado hoy por cuarta vez en año y medio a causa de un cáncer, arropado por oraciones, mensajes de solidaridad y deseos de una pronta recuperación procedentes de toda América Latina.

Según informó el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, nombrado por Chávez su sucesor, la intervención, que como las anteriores se realizó en Cuba y definió como "compleja", culminó "correctamente y de manera exitosa".

El anuncio hecho por radio y televisión tuvo lugar unas cuatro horas después de que el Gobierno venezolano confirmase a las 22.00 GMT que la intervención ya había comenzado.

Desde que se conoció el pasado fin de semana que tenía que pasar de nuevo por el quirófano hasta hoy han ido llegando mensajes de aliento de casi la totalidad de los otros gobernantes latinoamericanos.

El presidente de Uruguay, José Mujica, anunció hoy que, pese a no ser creyente, ha encargado la celebración de una misa católica para pedir por el gobernante enfermo de cáncer y que participará en esa ceremonia junto a los que quieran "manifestarse religiosamente".

En una emotiva carta enviada a través de la Embajada de Venezuela en Montevideo y difundida por la Presidencia uruguaya en su página web, el exguerrillero de 77 años se mostró "preocupado" por la salud del venezolano y le manifestó todo su apoyo en este "trance".

"Aquí estoy, diciéndote que todos nosotros te deseamos una pronta recuperación, que vuelvas cuanto antes con tu fuerza, tu humor y tu compañerismo", escribió Mujica.

Chávez no ha revelado aún públicamente qué tipo de cáncer padece -solo se sabe que el tumor inicial estaba en la pelvis- y llegó a decir que estaba totalmente curado, hasta que el pasado sábado con un crucifijo en las manos reconoció que le habían descubierto células malignas en la zona afectada.

Por su parte, el mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, hizo votos por una "pronta recuperación" de Chávez, al que envió hoy "un saludo muy especial" desde Tulcán (Ecuador).

En esa ciudad se reunió con el gobernante de Ecuador, Rafael Correa, quien estuvo el lunes en Cuba con Chávez y dijo haberle encontrado de "gran ánimo".

Correa afirmó que el mandatario venezolano se enfrentó hoy "a una de las pruebas más duras de su vida", pues la cuarta operación era "muy delicada".

"Nuestro corazón y nuestra solidaridad con él", dijo Correa al pedir un aplauso para Chávez a los integrantes de los gabinetes de Ecuador y Colombia reunidos en Tulcán.

El Gobierno de El Salvador le manifestó hoy a Chávez su "más sincera solidaridad (...) en este momento de complicación en su estado de salud" y sus deseos de "una pronta recuperación".

El presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, lamentó el proceso por el que atraviesa el líder venezolano, al que le deseó una pronta recuperación, según informaron medios locales.

Asimismo, Medina recomendó a Chávez mantener la mente positiva y confió en que su colega superará la situación.

La central de trabajadores de Uruguay PIT-CNT envió un mensaje de "energía y solidaridad" al presidente de Venezuela, así como sus deseos de que se restablezca pronto, señala un comunicado.

La central sindical uruguaya afirma además que el "presidente compañero" Chávez es "fundamental" para los "anhelos de emancipación" del pueblo venezolano y de "todos los pueblos de América Latina".

El colectivo Colombianas y Colombianos por la Paz (CCP), que encabeza la exsenadora de Colombia Piedad Córdoba, también hizo votos por la "pronta recuperación" del presidente de Venezuela.

"Señor presidente, gracias por su aporte a esta esperanza de paz para nuestro país, paz para la región, paz para la humanidad", señala CCP al mencionar la ayuda de Venezuela en el proceso de paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que tiene lugar en Cuba.

Agrega que apoyan a Chávez "en estos días donde la fragilidad de nuestro cuerpo se pone a prueba, donde el alma que se expresa en él vuelve a atravesar el desierto de nuestra historia, ahí estamos con usted, estamos ahí con nuestra mente, nuestro corazón y nuestra voluntad".

Chávez, de 58 años, gobierna desde 1999 y fue reelegido el pasado 7 de octubre para un nuevo mandato que deberá asumir el 10 de enero.

La Constitución venezolana establece que se celebren elecciones en el plazo de 30 días en el caso de que un presidente quede incapacitado para gobernar o fallezca.

Henrique Capriles, que fue el rival de Chávez en las pasadas elecciones, le deseó hoy una operación "exitosa" y que "pueda asumir sus funciones" en enero para el periodo 2013-2019.