El Gobierno de Canadá anunció hoy la expansión de las sanciones económicas contra Irán con la inclusión de 98 entidades en la lista ya existente de empresas e individuos con los que los canadienses no pueden comerciar.

El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, John Baird, anunció la medida durante una rueda de prensa telefónica desde Marruecos, donde está asistiendo a una reunión del grupo de Amigos del Pueblo Sirio.

Baird dijo que entre las nuevas entidades sancionadas está "la Guardia Revolucionaria Iraní y la organización paramilitar Basij".

"Nuestro Gobierno ha enmendado las Regulaciones de Medidas Económicas Especiales contra Irán para incluir 98 entidades adicionales asociadas con el régimen iraní, aumentando la presión sobre las entidades que apoyan el programa nuclear iraní", explicó.

"Las medidas de Canadá también apuntan a sectores económicos que indirectamente apoyan o proporcionan fondos al programa nuclear iraní: petróleo y gas, minería, metales y transporte marítimo. Las regulaciones enmendadas todavía aislan más a Irán del sistema financiero mundial", añadió el ministro canadiense.

Baird dijo que las sanciones económicas que la comunidad internacional ha impuesto contra Irán "están teniendo un efecto significativo" en la economía iraní.