El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo hoy que la paz no se da de un día para otro y que, por el contrario, hay que sembrarla como lo hace su Gobierno.

"La paz no se da de un día para otro, hay que sembrarla y hay que estimularla", señaló Santos desde Génova, población del central departamento del Quindío, en donde se reunió con la comunidad y líderes políticos de la región.

Santos explicó que su Gobierno ha emprendido iniciativas como la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, la gratuidad educativa del grado cero al 11, el aumento de cobertura en salud y las viviendas gratis para "ir sembrando la paz".

Y remarcó que "la paz no se da de un día para otro, hay que sembrarla y hay que estimularla".

Recordó, igualmente, que modificó su gabinete para lo que será "el segundo tiempo" de su Gobierno, reestructuración que comenzó el pasado 22 de agosto cuando pidió la renuncia a sus 16 ministros.

A comienzos de esta semana, el presidente colombiano confirmó que "se han desarrollado conversaciones exploratorias" con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para entablar un diálogo de paz, al que invitó a sumarse al Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Indicó que en el incipiente proceso se van a tener muy presentes los errores del pasado "para no repetirlos", mientras se mantiene la "la presencia militar" en todo el país.

Añadió que en todo caso, "cualquier proceso debe llevar al fin del conflicto, no a su prolongación".

Se comprometió a que "en los próximos días se darán a conocer los resultados de los "acercamientos con las FARC".