El presidente de EE.UU., Barack Obama, advirtió hoy que cualquier movimiento de armas químicas en Siria tendría "enormes consecuencias" y haría que su Gobierno considerase una acción militar en el país, algo descartado por el momento.

"Hemos dejado muy claro que para nosotros hay algo que sería decisivo, y eso es si vemos que las armas químicas caen en las manos de la gente equivocada. Eso cambiaría significativamente mi evaluación (de la situación)", dijo Obama en una aparición por sorpresa en la sala de prensa de la Casa Blanca.

"Hasta ahora no hemos ordenado una acción militar en el país, pero hay algo que es crítico para nosotros, y eso es la cuestión de las armas químicas", subrayó el mandatario.