El relator especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, James Anaya, comenzó hoy a analizar la situación de este sector en El Salvador, para preparar un informe al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el próximo año.

Anaya, que visita por primera vez este país centroamericano, "ahora se está reuniendo con instancias del Gobierno y mañana va a visitar comunidades indígenas en el occidente del país", confirmó a Efe un portavoz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En los próximos días de la visita, que finaliza el viernes, Anaya también se trasladará a unos municipios en la zona paracentral y oriental del país, donde hay otras comunidades indígenas, agregó.

"Espero que esta visita contribuya a dar visibilidad a las preocupaciones de los pueblos indígenas en El Salvador, que a menudo son ignoradas por las sociedades en donde viven estos pueblos", dijo Anaya, según un comunicado de la ONU.

Anaya dará declaraciones a la prensa cuando termine su misión y el informe final será presentado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2013, añadió el boletín.

Se estima que de los 5,7 millones de habitantes de El Salvador un 17 % son indígenas lenca, nahuat y cacahuirá, que no son reconocidos por el Gobierno, según denunciaron recientemente miembros del Consejo Coordinador Nacional Indígena Salvadoreño (CCNIS) con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.