América Latina requiere de una mayor coordinación en sus políticas y estrategias, y establecer posiciones comunes para enfrentar las propuestas económicas, comerciales y políticas que llegan de Asia y fomentar el desarrollo, apuntaron hoy en Montevideo expertos en el tema.

En el marco del seminario internacional "Asia y Latinoamérica en la búsqueda de una asociación para el desarrollo" que se realizó en la capital uruguaya, diversos empresarios, diplomáticos, economistas, investigadores y políticos de la región debatieron qué relación a mediano y largo plazo debería mantener América Latina con los países asiáticos.

Según explicó a Efe Norberto Ianelli, director de la oficina en Montevideo de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), organizadora del evento, la idea del encuentro fue analizar la relación entre ambas regiones "desde el punto de vista del desarrollo, más allá de la coyuntura" y ver como pueden explotarse mejor sus complementariedades.

En ese sentido, Ianelli alertó sobre la escasa coordinación que tienen las políticas hacia Asia en la región y el poco análisis común que se hace de las oportunidades.

"Indudablemente las posiciones de los países deben ser coordinadas, no todos los países son iguales, hay una gran heterogeneidad, y creo que eso es lo que está faltando, una posición común negociadora", apuntó el funcionario de la SEGIB.

En ese sentido, Iannelli recordó la oferta de un Tratado de Libre Comercio que el primer ministro chino, Wen Jiabao, hizo durante su última visita a la región y la necesidad "de un trabajo coordinado y de mucho análisis de fortalezas y debilidades" que una propuesta de esas características exige.

Además, también consideró fundamental "priorizar el diálogo a alto nivel" y fomentar la comprensión en la región de los factores culturales asiáticos entre la clase política y empresarial.

"Son países muy complejos y distintos, y la visión de los asiáticos es a largo plazo. Por eso sus procesos son lentos", apuntó.

Iannelli también consideró esencial apostar por la inversión asiática en la región y aprovechar sus abundantes recursos financieros para impulsar la competitividad local.

"Hay que invertir en infraestructuras, en logística, en carreteras, para tener productos competitivos. El precio de las materias primas es importante, pero para tener ventajas en esos precios hay que ser competitivos y ser capaces de abaratar costos y poder poner la producción de la región en Asia de forma rápida y competitiva. Y para eso es importante la inversión asiática", dijo.

Otra política respecto a Asia que se debe aprovechar, según señaló el experto, es el campo de la cooperación en ciencia, tecnología e innovación.

En la reunión participaron, entre otros ponentes, Gladis Genua, directora en Uruguay del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF, Ganesh Wignaraja, director de investigación del Asia Development Bank, y Renato Fonseca, gerente de investigación de la Confederación Nacional de Industria de Brasil.

Además, también intervino el embajador de China en Uruguay, Qu Shengwu, y el embajador Miguel Velloso, excónsul de Argentina en Shanghai.