Autoridades monetarias de Centroamérica y la República Dominicana inauguraron hoy en la localidad turística de Punta Cana (este del país) una reunión regional para analizar el panorama económico en la zona y debatir, además, las perspectivas económicas globales.

Las discusiones forman parte de la XI Conferencia Regional de los países de Centroamérica, Panamá y la República Dominicana (CAPDR), que organiza el FMI, y en la que participa el subdirector gerente del organismo, Min Zhu, y el director del Departamento del Hemisferio Occidental de la entidad, Nicolás Eyzaguirre.

En su discurso de apertura, Zhu abogó por una continuidad en el diálogo, reiterando el compromiso de este organismo con todos los Gobiernos de la región, según un comunicado divulgado por el Banco Central (BC) de la República Dominicana.

Para el alto funcionario del Fondo Monetario Internacional (FMI), la región "ha hecho esfuerzos substanciales para incrementar el crecimiento, manteniendo la estabilidad macroeconómica", agregó la nota.

Asimismo, subrayó que los Gobiernos centroamericanos están llamados a implementar políticas prudentes para protegerse de los efectos de posibles crisis externas, creando reservas fiscales, monetarias y financieras, de acuerdo con el BC.

También dijo que se requiere de reformas estructurales que aumenten el crecimiento, el cual conduciría a mejores niveles de vida para la población, incidiendo en la reducción de la pobreza, el empleo, el fortalecimiento de las instituciones y la gobernabilidad.

A su turno, el gobernador del BC, Héctor Valdez Albizu, opinó que ante un entorno internacional tan complejo, "nuestra región debe aunar esfuerzos para una verdadera consolidación fiscal que permita mejorar la sostenibilidad de la deuda, al tiempo que se continúa fortaleciendo la institucionalidad de la política monetaria".

Además, "continuar avanzando en la implementación de políticas macro prudenciales que sirvan de resguardo ante el deterioro de las condiciones financieras internacionales".

Afortunadamente, dijo, las perspectivas de crecimiento para los países de Centroamérica y el Caribe, al igual que para el resto de América Latina, "siguen siendo alentadoras, y debemos usar este aliciente para continuar sentando las bases de un crecimiento más sólido en el futuro", según el comunicado de su despacho.

En la cita se discutirán, según ha adelantado el FMI, cuál es la orientación apropiada de las políticas macroeconómicas y financieras y la velocidad a la que los países deberían reconstruir sus defensas macroeconómicas y financieras para aumentar su capacidad de respuesta ante choques económicos adversos.

También se analizará el papel de las reformas estructurales en impulsar el crecimiento económico en la región.

Adicionalmente, la Conferencia analizará las perspectivas de corto y mediano plazo para el crecimiento de la economía mundial, con especial énfasis en los posibles efectos sobre la región de los acontecimientos económicos recientes en EE.UU. y Europa, según la información del organismo crediticio.

El evento reunirá además a los gobernadores de bancos centrales, ministros de Hacienda y Superintendentes de Bancos y Valores de la región.

También a representantes del Consejo de Ministros de Hacienda o Finanzas de Centroamérica, Panamá y República Dominicana (Cosefin) y del Consejo Centroamericano de Superintendentes de Bancos, Seguros y Otras Instituciones Financieras (Ccsbso).

Igualmente a delegados del Centro Regional de Asistencia Técnica de Centroamérica, Panamá y República Dominicana (Captac-DR) incluyendo a representantes de los países donantes, España, Alemania y Japón, así como altos funcionarios del Banco Internacional de Pagos (BIS).