El primer envío marítimo directo de mercancías entre Miami y La Habana en más de cinco décadas se realizará hoy, cuando el carguero "Ana Cecilia" zarpe hacia Cuba repleto de material para ayuda humanitaria.

"Se trata del primer cargamento directo que va salir para allá desde hace cincuenta años", explicó a Efe un portavoz de International Port Corp (IPC), la compañía encargada del envío, que no duda en calificar este nuevo servicio, que será semanal, de "histórico".

Así, según sus responsables, esta es la primera ocasión en los 50 años que lleva vigente el embargo impuesto por EEUU sobre Cuba en que se fleta un barco en este país con mercancías para la isla. Hasta ahora sólo se enviaban productos agrícolas comprados por el Gobierno cubano.

El barco, con poco más de noventa metros de eslora, zarpará este miércoles a las 12.00 hora local (16.00 GMT) desde la terminal de carga del río de Miami, con destino al puerto de La Habana, a unos 370 kilómetros de distancia.

IPC, que tiene su sede en Miami, cuenta con las correspondientes licencias que exigen tanto el Departamento de Comercio de EEUU como la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento estadounidense del Tesoro para realizar este tipo de envíos.

El inicio de este servicio es muestra de cierta flexibilización en las relaciones entre Cuba y EEUU, después de que en los últimos años se hayan suavizado restricciones en materia de remesas y viajes a la isla.

Según IPC, está previsto que el "Ana Cecilia" llegue al puerto de la capital cubana el jueves a las 7.00 hora local (11.00 GMT), tras 19 horas de viaje, y que este trayecto se repita en principio de forma semanal.