El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, afirmó hoy en Ramala que los Veintisiete continuarán apoyando a los palestinos, a pesar de la difícil situación financiera que atraviesa la zona euro.

"Mi mensaje a los palestinos es que somos dos en este viaje y seguiremos siéndolo", declaró el presidente de la CE en una rueda de prensa con el primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Salam Fayad, celebrada en esta ciudad cisjordana.

"A pesar de las dificultades en Europa hemos mantenido todos los niveles de la ayuda (a los palestinos)", señaló el funcionario comunitario, quien recordó que desde 2008 la UE ha contribuido con 4.200 millones de dólares (3.420 millones de euros) a los palestinos.

Durao Barroso y Fayad inauguraron posteriormente en Jericó una academia de policía palestina financiada por estados comunitarios, y rubricaron un acuerdo por valor de 20 millones de euros que la UE destinará a la ANP para apoyar la promoción del cumplimiento de la ley y la democracia en los territorios palestinos ocupados.

En el plano político, el presidente de la CE destacó que la resolución del conflicto entre israelíes y palestinos es una prioridad para la UE, al tiempo que reiteró la posición de Bruselas de que ambas partes deben adoptar medidas encaminadas a reconstruir la confianza y no destruirla.

"Nuestra posición sobre los asentamientos (judíos) es la misma y así se lo transmitiré a (el primer ministro israelí Benjamín) Netanyahu y a (el presidente Simón) Peres (...) la ley debe ser respetada", recalcó.

Durao Barroso y Fayad también abordaron cuestiones bilaterales y la situación regional, y en ese sentido, el primero afirmó que "los últimos acontecimientos en el mundo árabe deben suponer un aliciente y no un obstáculo para resolver el conflicto" de Oriente Medio.

Por su parte, el primer ministro de la ANP agradeció los esfuerzos de la UE y sus Estados miembros para continuar apoyando a los palestinos, así como para impulsar la construcción de instituciones de cara al establecimiento de un estado independiente.

"La asistencia de la UE es visible en todas las áreas, incluidas Gaza, Jerusalén Este y también la UNRWA (la agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos)", declaró Fayad.

La ANP atraviesa una crisis financiera que amenaza con socavar sus cimientos institucionales y se debe en gran medida a que los países donantes, y en particular los árabes, no han cumplido con sus compromisos de pagos.

Durao Barroso apeló "a todos" a continuar apoyando a la ANP.

La UE es el mayor donante a la ANP y contribuye con cerca de la mitad del total de las ayudas internacionales que reciben los palestinos.

El presidente de la CE tiene fijada una entrevista con el presidente palestino, Mahmud Abás, a última hora de la tarde en la sede gubernamental de la ANP, la Muqata de Ramala.

Mañana, lunes, se reunirá con la parte israelí y mantendrá varios encuentros en Jerusalén con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, con el presidente del Parlamento, Reuven Rivlin, y será el invitado del presidente Simón Peres, en una cena oficial.

El martes se desplazará a la Universidad de Haifa, en el norte de Israel, donde pronunciará un discurso tras ser investido doctor honoris causa por el centro académico.