El Parlamento griego inicia hoy el debate de investidura del nuevo Gobierno, liderado por el conservador Andonis Samarás, que tuvo que ser retrasado por la intervención quirúrgica a la que hubo de ser sometido el primer ministro.

El debate comenzará a las 19.00 hora local (16.00 GMT) y culminará en torno a la medianoche del domingo con una votación en la que no se esperan sorpresas, ya que el Ejecutivo cuenta con la mayoría absoluta que suman la conservadora Nueva Democracia, el socialdemócrata Pasok y la centroizquierdista Dimar.

Sin embargo, según el portal informativo In.gr, en las últimas horas se han producido ciertos conflictos dentro de la coalición debido a las reticencias presentadas ayer por la "troika" (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) a la renegociación de los términos del plan de rescate.

La propuesta de Samarás a la "troika", pactada con sus socios de coalición, era suavizar los recortes y detener los despidos en el sector público, a cambio de incrementar los ingresos del Estado acelerando el programa de privatizaciones.

Sin embargo, la respuesta de la "troika" no ha sido positiva, según se desprende de las declaraciones hechas ayer noche por el ministro de Finanzas griego, Yannis Sturnaras, en las que reconoció que el programa de reformas "ha descarrilado en varias áreas", debido al retraso causado por la celebración de dos elecciones consecutivas.

Sturnaras reconoció a los medios que hasta que el Gobierno no muestre que el programa está de nuevo encarrilado, no será posible pedir una renegociación del mismo a los socios europeos.

Por ello, Samarás se ha visto obligado a retocar el programa de gobierno que presentará esta tarde ante el Parlamento.