La aprobación de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se mantuvo en junio en el 77 por ciento, el mismo porcentaje que obtuvo en marzo pasado, según una encuesta divulgada hoy por el instituto Ibope.

El sondeo, encargado por la patronal Confederación Nacional de la Industria (CNI), señaló también que la calificación del Gobierno considerada como "óptima o buena" subió del 56 por ciento hace tres meses para el actual 59 por ciento, el nivel más alto desde el inicio de su mandato el 1 de enero de 2011.

Un 32 por ciento de los consultados manifestó que la gestión del Gobierno era "regular", dos puntos porcentuales menos que en marzo, y el 8 por ciento la consideró "mala o pésima", el mismo nivel de hace tres meses.

La encuesta tiene un margen de error de dos puntos porcentuales y se hizo entre los pasados 16 y 19 de junio con la opinión de 2.002 electores de 141 municipios del país.