El presidente de Francia, François Hollande, felicitó hoy al islamista Mohamed Mursi tras su proclamación como nuevo presidente egipcio y subrayó la importancia de que la transición, iniciada en 2011, prosiga con el objetivo de establecer un sistema político "democrático y pluralista".

"Francia saluda a la población egipcia, que ha participado en el proceso electoral con calma y determinación, reflejando una vez más su aspiración a escoger libre y democráticamente a sus representantes y dirigentes", dijo el jefe del Estado en un comunicado difundido por el Elíseo.

Hollande se mostró dispuesto a colaborar con Mursi, cuya victoria le convierte en el primer presidente de Egipto tras la caída, en febrero de 2011, de Hosni Mubarak, y destacó que es importante que no cese la transición que comenzó ese mes.

El objetivo de la misma, según la nota, es que se establezca en Egipto "un sistema político democrático y pluralista y un Estado de derecho que garantice las libertades civiles y políticas tanto de todos los ciudadanos como de las minorías".

Hollande subrayó además que su país apoyará a Egipto en las instancias europeas e internacionales para que supere las dificultades económicas que afronta en la actualidad, principalmente a nivel económico.

Y aprovechó para recordar que esa voluntad va en la línea de lo expresado en la cumbre del G8, celebrada el pasado mayo en Camp David (EEUU), en la que Francia recalcó su compromiso de apoyo a las transiciones democráticas en el mundo árabe.