El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, advirtió hoy que la crisis de Paraguay, donde el Senado destituyó el viernes al presidente Fernando Lugo, no puede desconectarse de los "planes" que, aseguró, se están montando contra el país y otras naciones "de nuestra América".

"Lo de Paraguay no podemos desconectarlo de los planes que se están montando contra Venezuela y contra otros países de nuestra América", afirmó Chávez en un discurso en un acto militar en conmemoración del 191 aniversario de la guerra que selló la independencia venezolana de la corona española.

Señaló como organizadores de esos supuestos planes al "imperio y sus lacayos en estas tierras".

Chávez llamó a "los organismos de seguridad del Estado y el pueblo todo" a prepararse "para neutralizar" los "planes del imperio", al advertir sobre las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo 7 de octubre en Venezuela.

Acusó, en ese contexto, a la "burguesía venezolana" de "tratar de desestabilizar" al país al "ir cantando" un "fraude" con miras a esos comicios, en los que el gobernante aspira su tercera reelección para el período 2013-2019.

"Por eso les decía la batalla de Carabobo no ha terminado, es la batalla por la independencia, la batalla por la vida, la vida de la patria", añadió Chávez, que hoy usó traje y corbata durante el acto militar, al que llegó acompañado de su alto mando castrense.

Previamente, al intervenir en la misma actividad, el comandante del Ejército, general Euclides Campos, aseguró que no se puede "subestimar" la oligarquía y consideró "indicios" que deben alertar los cuestionamientos contra esa institución y el poder electoral.

"El Ejército, como nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el próximo 7 de octubre garantizaremos la tranquilidad para que todos los ciudadanos asistan al ejercicio del sufragio", aseguró el jefe militar.

Aseguró, igualmente, que "así como seguramente el pueblo respetará los resultados" electoral "también actuará contra quienes intenten generar caos y subvertir el orden constitucional".

Defendió, de igual forma, la revolución bolivariana e indicó que "191 años y Carabobo aún sigue vigente".

"Ayer, el imperio español; hoy, el imperio norteamericano y sus filiales", sostuvo Campos y vaticinó que "el pueblo consiente y agradecido nuevamente derrotara al imperio".

Chávez, que asumió el poder en 1999, se enfrentará en esta elecciones a otros siete candidatos, encabezados por el aspirante único de la oposición, Henrique Capriles.