El Servicio Médico Legal de Chile (SML)confirmó que el general Alberto Bachelet, padre de la expresidenta Michelle Bachelet, falleció en 1974 debido a las torturas que recibió mientras permaneció preso por la dictadura de Augusto Pinochet.

La información la reveló hoy a los periodistas el juez Mario Carroza, encargado del caso, que además señaló que algunos de los que pudieron participar en esos apremios están ya identificados.

Se espera por ello que en los próximos días se puedan conocer nuevas resoluciones judiciales.

El general Bachelet, que en 1972 fue nombrado por el presidente Salvador Allende secretario de la Dirección Nacional de Abastecimiento y Comercialización, murió en la Cárcel Pública de Santiago el 12 de marzo de 1974, a los 51 años, por un infarto al miocardio.

El SML ratificó ahora lo que ya habían indicado excompañeros de armas que estuvieron detenidos con él, es decir, que el general falleció como consecuencia de las torturas a las que fue sometido en la Academia de Guerra de la Fuerza Aérea de Chile.

Allí fue interrogado por otros militares en el marco de un juicio por el delito de "traición a la Patria".

"El informe señala que todos los interrogatorios a los que fue sometido el general Bachelet habían agravado su situación coronaria y probablemente serían la causa de muerte", declaró Mario Carroza, que consideró que sus resultados son "concluyentes".

El juez solo pudo revelar la conclusión general del documento, que se mantendrá en reserva hasta que finalice la investigación, ya que el caso está bajo secreto de sumario.

En él ya declararon tanto la exmandataria Michelle Bachelet (2006-2010), actual directora de ONU Mujeres, como su madre, Ángela Jeria.

El juez Carroza, que también indagó la muerte de Allende, abrió la investigación en el marco de unas 716 querellas presentadas en 2011 y relacionadas con posibles violaciones de los derechos humanos que nunca han sido objeto de una investigación judicial.

A finales de 2005 se cerró por cosa juzgada un proceso judicial por los presuntos homicidios de Alberto Bachelet y del coronel Carlos Ominami, este último padre del exsenador y exministro Carlos Ominami Pascual.