Un gobierno de coalición podría formarse para el mediodía del miércoles en Grecia, dijo el martes el presidente del partido socialista del país, aliviando a la nación del limbo político mientras lucha por hacer frente a una crisis financiera que ha afectado la economía de Europa y los mercados bursátiles de todo el mundo.

Evangelos Venizelos, cuyo partido PASOK quedó en tercer lugar en las elecciones del domingo, dijo que los socialistas "apoyarán sinceramente a este gobierno y participarán de la manera más benéfica con el fin de hacerlo efectivo y creíble".

Poco después, un diputado de PASOK dijo que la agenda había cambiado de cierta forma, debido a que las negociaciones entre los socialistas y el partido conservador Nueva Democracia habían sido pospuestas por la noche y se reanudarían a la 1:00 de la tarde hora local (1000 GMT) del miércoles.

"Estamos tratando de lograr acuerdos en los diferentes puntos e informaremos a los dirigentes de los partidos esta noche, y mañana reanudaremos las negociaciones a la 1:00 p.m.", dijo el ministro socialista Costas Skandalidis mientras abandonaba el edificio del Parlamento griego poco antes de la medianoche.

El núcleo de cualquier nuevo gobierno será el partido Nueva Democracia, de Antonis Samaras, que obtuvo más votos que los demás en las elecciones del domingo y logró 129 de los 300 escaños en el Parlamento, aunque no los 151 necesarios para gobernar sin compañía.

El partido de izquierda radical Syriza, que terminó en el segundo lugar en las elecciones, con 71 escaños, se ha negado a unirse a cualquier gobierno que implemente los términos del rescate financiero internacional para Grecia, bajo el cual el país ha recibido miles de millones de euros en préstamos de rescate a cambio de unos muy impopulares recortes de gastos y aumentos de impuestos.