La exministra de Asuntos Exteriores de Israel y ex dirigente del partido Kadima, Tzipi Livni, prevé que la formación política a la que aún pertenece desaparecerá a más tardar en las elecciones del año que viene, informó hoy la emisora militar Galei Tzahal.

Livni, que hace unos meses perdió el liderazgo del partido que pasó a ostentar Shaul Mofaz, participaba anoche en un acto público cuando le preguntaron si su partido formará parte de un gobierno de coalición después de los próximos comicios, a lo que respondió con un tajante: "En las próximas elecciones Kadima no existirá".

Los comicios deben celebrarse en noviembre de 2013, después de que el mes pasado el primer ministro, Benjamín Netanyahu, consiguiera convencer a Mofaz de que se sumara a su gobierno y con ello eliminara la amenaza de elecciones anticipadas en octubre.

Livni, que dimitió a su escaño de diputada tras perder la jefatura del Kadima, criticó en varias ocasiones la decisión de Mofaz de abandonar la oposición y formar parte de una coalición parlamentaria que se ha apartado de las negociaciones con los palestinos, uno de los principales vértices del programa de su partido.

El Kadima es en la actualidad la mayor fuerza política en el Parlamento israelí con 28 escaños, pero las encuestas prevén un sonado desplome en próximos comicios.

Fue creado en 2005 por el entonces primer ministro Ariel Sharón al frente de un grupo pragmático de políticos de derechas que abandonaron el histórico Likud, desde entonces dirigido por Netanyahu.