El Senado chileno ratificó hoy el Acuerdo sobre Conservación y Ordenamiento de los Recursos Pesqueros en Alta Mar en el Océano Pacífico Sur, más conocido como ORP-PS.

Este tratado, que fue acordado en Auckland, Nueva Zelanda, en el 2009, tras ocho rondas internacionales de negociación, fue convalidado en la corporación chilena por 26 votos a favor, cero en contra y solo 2 abstenciones.

Esta convención establece las reglas para la regulación de las pesquerías transzonales en alta mar, así como el marco para que los Estados costeros y los Estados de aguas distantes acuerden medidas de administración y conservación.

El subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, dijo a los periodistas que con la ratificación "ya pasamos la parte más difícil" y agregó que este convenio permitirá establecer mecanismos internacionales de control sobre las pesquerías transzonales como el jurel.

Galilea recordó que éste es uno de los principales recursos, que actualmente se encuentra en un estado crítico, por lo que todas las medidas que se puedan adoptar para evitar la pesca indiscriminada del jurel ayudará a su conservación.

Indicó que los trámites que restan ahora son la elaboración en la Cancillería del instrumento de ratificación, que debe ser firmado por el ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, y por el presidente Sebastián Piñera, para posteriormente realizar su custodio en Nueva Zelanda, que actúa como Estado depositario de esta Convención.