El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó hoy la desarticulación del frente 37 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que operaba en el norte del país.

"Este es un frente que le ha hecho muchísimo daño al país, que durante muchos años tuvo asolada toda la zona norte", declaró Santos al término de la IV Cumbre de la Alianza del Pacífico, que se celebró hoy en el observatorio astronómico de Cerro Paranal, en pleno desierto chileno de Atacama.

El mandatario colombiano recordó que este frente del grupo guerrillero ya sufrió "el primer golpe contundente" cuando siendo él ministro de Defensa, el Ejército colombiano "dio de baja" al dirigente de las FARC Gustavo Rueda Díaz, alias "Martín Caballero".

"Quedaba un reducto, de entre cinco y quince bandidos de este frente", señaló Santos, quien dio cuenta de ocho miembros de las FARC muertos y otros tres heridos y capturados.

"Eso quiere decir que 'chuleamos' (eliminamos) otra estructura en nuestra guerra contra el terrorismo, contra las FARC, y por eso le mande una felicitación muy especial a nuestro Ejercito, a nuestras fuerzas de seguridad", señaló Santos.

El presidente colombiano participó este miércoles en la IV Cumbre de la Alianza del Pacífico, que contó también con la presencia de los mandatarios de Chile, Sebastián Piñera; México, Felipe Calderón, y Perú, Ollanta Humala, además del rey de España, quien asistió en calidad de invitado.

Este nuevo bloque aspira a profundizar en la integración regional y proyectar económicamente a los países miembros hacia el área del Asia Pacífico.