El Gobierno argentino estableció una multa de 9.786.250 pesos (2.174.200 dólares) para la compañía mexicana de telefonía Claro, filial de América Móvil, por una interrupción de casi cuatro horas en la prestación del servicio registrada en mayo pasado, informaron hoy fuentes oficiales.

La sanción fue establecida "en concepto de reparación a los usuarios que fueron afectados el 9 de mayo pasado por el corte de los servicios que presta la compañía en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires y en parte del conurbano de la provincia de Buenos Aires", indicó un comunicado del Ministerio de Planificación.

La interrupción del servicio se debió "a un corte de fibra óptica subterránea" originado en "una obra del Gobierno de la ciudad" de Buenos Aires, indicó en un comunicado la filial argentina de América Móvil, propiedad del magnate mexicano Carlos Slim.

La compañía, que cuenta con 19 millones de clientes en el país suramericano, "se encuentra definiendo la compensación que se reconocerá a los usuarios afectados", principalmente de Buenos Aires y su cinturón urbano, agregó la empresa tras la interrupción del servicio.

En mayo pasado, el Gobierno sancionó por una avería a la multinacional española Movistar, que debió resarcir a sus clientes con 41 millones de dólares y pagar una multa por 1,5 millones.

En Argentina, donde hay unos 50 millones de teléfonos móviles, diez millones más que la población del país, compiten Claro, Movistar, Personal, de capitales argentinos e italianos, y la estadounidense Nextel.