El ministro de Defensa de Brasil, Celso Amorim, puso hoy a disposición de la Comisión de la Verdad, que investiga crímenes cometidos durante la dictadura que gobernó el país entre 1964 y 1985, los documentos del acervo militar.

"Fue una buena ocasión para reiterar el compromiso del Ministerio en colaborar con la Comisión y vamos a facilitar todas las informaciones que sean pedidas y puedan ayudar los trabajos de la comisión, y designé una persona para estar en contacto permanente", dijo Amorim en declaraciones citadas por la estatal Agencia Brasil.

La Comisión de la Verdad, instalada en mayo pasado por la presidenta Dilma Rousseff y cuyos siete integrantes se reunieron por primera vez hoy con Amorim, podrá identificar a los responsables de las violaciones de los derechos humanos durante la dictadura pero no podrá llevarlos a la justicia.

Amorim se comprometió a la entrega de los documentos que reposan en los centros de inteligencia del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea.