El presidente de EE.UU., Barack Obama, envió una carta a su homólogo de Polonia, Bronislaw Komorowski, en la que lamenta haber usado la expresión campo de exterminio "polaco" en lugar de "nazi", un error que indignó al Gobierno de ese país.

Komorowski le mandó una carta a Obama, quien le envió otra "de respuesta", indicó hoy Josh Earnest, portavoz adjunto de la Casa Blanca, a los periodistas que viajaron en el avión presidencial a cubrir varios actos en Minesota.

Earnest no quiso entrar en detalles sobre el contenido de la carta al afirmar que, por lo general, la Casa Blanca no hace pública la correspondencia del presidente con otros líderes mundiales.

El error se produjo el pasado martes durante la ceremonia en la Casa Blanca en la que Obama otorgó la Medalla de la Libertad, el máximo honor civil en EE.UU., a 13 personalidades entre las que estaba Jan Karski (1914-2000), un estadounidense de origen polaco que luchó contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Al aludir a la historia de Karski, a quien se le concedió la medalla de forma póstuma, Obama habló de "campo de exterminio polaco" en referencia a los campos de concentración que el régimen nazi estableció en Polonia.

Desde hace años Polonia lucha para evitar el uso del término "campo de concentración polaco" para describir a Auschwitz y otros centros similares construidos por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Las palabras de Obama "tocaron a todos los polacos", sostuvo el primer ministro de Polonia, Donald Tusk, en un comunicado divulgado por la cadena CNN.

"No podemos aceptar esas palabras incluso si vienen del líder de una potencia amiga, ya que esperamos diligencia, cuidado y respeto de nuestros amigos en cuestiones de importancia como el recuerdo de la Segunda Guerra Mundial", subrayó Tusk.

Por su parte, la Casa Blanca se disculpó de inmediato por el desliz de Obama.

"El presidente se equivocó al hablar, se refería a los campos de exterminio nazis en Polonia. Lamentamos este error", explicó en un comunicado enviado a Efe una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Según la versión de la carta de Obama publicada hoy por la prensa, el presidente afirma que sin darse cuenta utilizó "una frase que ha causado angustia a muchos polacos".

"Lamento el error y estoy de acuerdo en que este momento es una oportunidad para asegurar que las generaciones presentes y futuras sepan la verdad", sostiene Obama.