El ministro de Asuntos Exteriores de Panamá, Roberto Henríquez, se reunió hoy con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, a quien propuso que el país acoja la sede regional de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe.

"La República de Panamá y el Gobierno del presidente Ricardo Martinelli están comprometidos con las iniciativas de Naciones Unidas. En ese sentido, nuestro país impulsa el establecimiento del Centro Regional de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe", dijo Henríquez en un comunicado emitido tras su encuentro con Ban.

En la actualidad, Panamá acoge más de 16 agencias regionales y subregionales de Naciones Unidas, y el país pretende jugar un rol cada vez mayor para la organización internacional.

Entre sus esfuerzos en ese sentido destaca la creación del Centro Logístico de Asistencia Humanitaria para las Américas, que se establecerá adyacente al Aeropuerto Panamá Pacífico y que servirá para acoger los depósitos humanitarios regionales de Naciones Unidas para la atención de desastres y la ayuda humanitaria para la región.

"La vocación logística de Panamá y su posición geográfica se reflejan en este esfuerzo", añadió Henríquez en el mismo comunicado, que detalla que durante el encuentro entre el canciller y Ban abordaron temas multilaterales y analizaron el panorama económico y político internacional.

El canciller panameño también se reunió con la número dos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la costarricense Rebeca Grynspan, con quien trató los detalles sobre el diseño, la financiación y construcción de ambos centros, así como de otros temas relacionados con el trabajo de la agencia en Panamá.

El jefe de la diplomacia panameña tiene previsto regresar a Panamá mañana, martes, tras concluir en Naciones Unidas una gira diplomática que lo ha llevado a visitar España, Alemania, Holanda y el Reino Unido en los últimos días.