La coalición encabezada por el partido gubernamental Baaz, del presidente Bachar al Asad, ha conseguido la gran mayoría de los escaños del Parlamento sirio en las elecciones legislativas celebradas el lunes, 7 de mayo, informaron hoy a Efe fuentes de esta alianza.

Las fuentes precisaron que se trata de resultados preliminares, ya que durante la jornada de hoy se repite la votación en algunos colegios de Damasco y en la provincia nororiental de Hasaka por "irregularidades", aunque se espera que esta noche se haga público el recuento final.

La coalición Unidad Nacional, integrada por el Baaz y nueve partidos más, ha triunfado en las quince circunscripciones en las que se divide el mapa electoral sirio.

En provincias como Tartús (oeste) o Sueida (sur), los candidatos de Unidad Nacional se han hecho con todos los asientos, apuntaron las fuentes.

Resultados similares se esperan en otras zonas como Quneitra, en el sur, o en Idleb, en el norte.

Mientras, se repite hoy la votación en cuatro centros electorales de Damasco y Hasaka, después de que la Comisión Electoral Suprema así lo dispusiera por irregularidades cometidas durante la jornada de votación del lunes pasado.

El presidente del opositor Partido de la Voluntad del Pueblo, Kadri Yamil, denunció en un comunicado varias infracciones en el proceso electoral y advirtió de que la coalición a la que pertenece su formación, el Frente Popular para el Cambio y la Liberación, "está valorando el tamaño de las irregularidades" para adoptar una postura al respecto.

Los comicios del lunes pasado, los primeros pluripartidistas desde 1963, fueron boicoteados por la oposición, que los calificó de "farsa".

Unos 14,8 millones de sirios estaban llamados a las urnas para elegir entre 7.195 candidatos, entre ellos 710 mujeres, que se presentaban para ocupar los 250 escaños de la Asamblea del Pueblo o Parlamento.