El partido de la candidata demócrata Aung San Suu Kyi dijo que la activista encabezó una victoria aplastante en los comicios del domingo, lo que le permitirá ocupar un cargo público por primera vez y encabezar una pequeña oposición en el parlamento dominado por los militares.

A medida que eran conocidos los resultados el domingo por la noche de la Liga Nacional por la Democracia, el vocero del partido de Suu Kyi y gerente de campaña Nyan Win pronosticó que obtendrá 40 de 45 escaños parlamentarios en disputa. El partido había postulado candidatos en 44.

Los primeros resultados oficiales serán anunciados el lunes, aunque la verificación independiente de la votación es imposible.

De ser confirmada la victoria, será un jalón histórico en esta nación del sudeste asiático gobernada casi exclusivamente por los militares desde hace medio siglo y donde un gobierno reformista busca legitimidad para que sean derogadas las sanciones occidentales.

Sería además el mayor golpe en la carrera política de Suu Kyi, con un cambio espectacular de fortuna para la ganadora del premio Nobel de la Paz, de 66 años, a la que la antigua junta militar mantuvo bajo arresto domiciliario la mayor parte de las últimas dos décadas.

Una pizarra digital colocada junto a la sede del partido Liga Nacional por la Democracia en la principal ciudad de Mianmar, Rangún, anunció al finalizar la tarde que Suu Kyi había ganado un escaño. Miles de sus partidarios comenzaron a festejar la victoria al conocer la noticia, al grito de "¡Hemos ganado! ¡Hemos ganado!".

A medida que llegaban los resultados de la LND, los concentrados sumaron unas 10.000 personas.

La LND acaparó las cuatro bancas de la capital, Naypyitaw, dijo uno de sus dirigentes.

Los resultados en Naypyitaw eran difíciles de pronosticar, ya que muchos de los residentes son funcionarios civiles y sus familias dependen del gobierno para vivir, por lo que podría haber votado por el partido gobernante, el Unión, Solidaridad y Desarrollo. La asistencia del público cuando Suu Kyi hizo campaña electoral en el lugar fue menor que en otros puntos del país.

"¡Es la victoria del pueblo! Les hemos dado una lección", dijo el comerciante Thein, que llevaba una camiseta con la imagen de Suu Kyi al frente y el emblema de su partido, un pavo real, en la espalda.