Los voceros de la industria pornográfica de Estados Unidos acusaron el lunes al precandidato republicano Rick Santorum de tratar solamente de atraer a los votantes más conservadores al comprometerse a acabar con su negocio si es elegido presidente.

En un comunicado publicado en su página en línea, Santorum dijo que Estados Unidos está "sufriendo una pandemia de daños de parte de la pornografía". Dijo que está demostrado que la pornografía produce cambios cerebrales en niños y adultos, destruye matrimonios y contribuye a la prostitución y la violencia contra las mujeres.

Santorum no ofreció pruebas que respalden sus afirmaciones. Steven Hirsch, quien dirige el Grupo Vivid Entertainment calificó las palabras de Santorum de "ridículas y sencillamente equivocadas".

"Se siente como otro ridículo intento de Rick Santorum para apelar a la extrema derecha", dijo Hirsch, director ejecutivo y cofundador de Vivid, uno de los líderes de la comercialización de películas, libros y otros productos para adultos.

La violación, el embarazo entre adolescentes y los delitos sexuales han disminuido desde que la pornografía llegó a ser ampliamente disponible a través de internet en la década de 1990, afirmó Hirsch.

El directivo y otros dijeron creer que Santorum atacó a la industria del porno porque la ve como un blanco fácil.

"Pero lo que no entiende", añadió Hirsch, "es que en la era de internet, las personas se sienten más cómodos que nunca con el material para adultos. El piensa que con esto va a apelar a su base central de votantes, y puede ser verdad, pero ciertamente no será de interés para la población en general", agregó.

La rama de la pornografía genera alrededor de 8.000 millones de dólares al año si se incluyen las películas, las descargas en línea, los juguetes sexuales, los centros de baile erótico y otras empresas relacionadas, según la publicación especializada Adult Video News.