La disidente Bertha Soler fue detenida por las autoridades, pero unas 20 mujeres de la agrupación femenina que dirige, conocidas como Damas de Blanco hicieron su habitual marcha de domingo.

El marido de Soler, Angel Moya confirmó que las autoridades detuvieron a su esposa poco antes de la caminata que realizan el domingo por una residencial avenida capitalina, donde las mujeres suelen escuchar misa y realizar a la salida su protesta.

Moya dijo que una treintena de mujeres, incluida la suya habían sido subida por las autoridades a un autobús para impedirles marchar, pero no estaba claro a dónde fueron llevadas.

"Fueron arrestadas en el día de hoy (domingo) por oficiales del departamento de seguridad del Estado", comentó Moya quien sí llegó a la Iglesia de Santa Rita para la marcha.

El arresto se produce a una semana del arribo del papa Benedicto XVI a Cuba y pocos días después de que el cardenal Jaime Ortega pidiera a la policía el desalojo de un templo tomado por 13 disidentes que se negaban a salir exigiendo que el Pontífice mediara en demandas políticas.

Las mujeres conmemoran también el noveno aniversario del encarcelamiento seguido de juicios a 75 disidentes en 2003, lo que originalmente dio lugar a la fundación de las Damas de Blanco, aunque todos están en libertad --algunos en el extranjero-- y pocas de las féminas pertenece al grupo original.

Tras la salida de los 75 --los últimos fueron excarcelados por mediación de la Iglesia y Ortega ante el presidente Raúl Castro-- y según Amnistía Internacional no existen en Cuba presos de conciencia, o sea de actividad pacífica, pero organizaciones opositoras de derechos humanos sostienen que se producen regularmente detenciones de corta duración entre los disidentes.

Para el gobierno no son activistas políticos, sino "mercenarios" usados y financiados por los grupos contrarrevolucionarios o gobiernos extranjeros, principalmente Estados Unidos para desprestigiar a la revolución.

Mientras las Damas asistían a misa, el cardenal Ortega oficiaba otra en la Catedral.

"Que el Señor nos conceda una verdadera acogida calurosa para el Santo Padre y frutos muy abundantes de su visita y de la próxima celebración de la Semana Santa y de la Pascua a la cual él nos introduce de manera excepcional", dijo Ortega durante la celebración religiosa, sin hacer mención de los incidentes de la semana pasada o del arresto de Soler y sus seguidoras.

La Iglesia calificó de "irresponsables" e "irrespetuosos" a los disidentes que tomaron la Iglesia de la Caridad la semana pasada y se negaban a salir.

El desalojo fue pacífico.

El opositor Elizardo Sánchez, de la no gubernamental Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, dijo que estaba asombrado de que ante la falta de comentarios propios -- más allá de una nota informativa el jueves-- de Ortega sobre los hechos de la semana.

"Estoy asombrado, no salgo de mi asombro con lo que ha pasado estos días. Creo que el cardenal está actuando como dos de lo tres monos sabios" (que no ven ni oyen, el tercero habla), expresó con ironía Sánchez.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino