Líderes hispanos y negros en Phoenix presentaron el viernes una larga lista de recomendaciones para reformar la oficina de Joe Arpaio, jefe de policía del condado Maricopa, la cual enfrenta cargos de violaciones a los derechos civiles.

Los líderes inconformes también le solicitaron al Departamento de Justicia que considere las propuestas durante las negociaciones para llegar a un acuerdo en torno a los cargos que enfrenta la oficina del alguacil.

Las recomendaciones incluyen requerir que los agentes de Arpaio sean capacitados en diversidad cultural y en cómo evitar la etiquetación racial, se recabe más información para supervisar mejor la conducta de los agentes y se desarrolle un mejor sistema de quejas y sanciones para responsabilizar a los policías cuando violen políticas o la ley.

Los líderes hispanos y negros también quieren que Arpaio contrate más policías y guardias penitenciarios bilingües, piden que su oficina asegure a la comunidad hispana que está aquí para protegerla y que difunda anuncios de servicio público que describan el proceso para presentar quejas contra la policía de Maricopa.

"Tenemos un jefe de policía en este condado que es desconsiderado con la comunidad hispana y piensa que somos peones con los que puede jugar", dijo Antonio Bustamante, abogado especializado en derechos civiles en Phoenix y uno de los líderes.

El Departamento de Justicia acusa a la oficina de Arpaio de estar parcializada en contra de los hispanos, de basar la aplicación de las leyes migratorias en quejas con tendencias racistas presentadas por ciudadanos y de castigar a los reos latinos por hablar español. Arpaio niega las acusaciones y asegura que la investigación tiene móviles políticos.

Los líderes entregaron la lista de recomendaciones el viernes a la oficina del procurador general en Phoenix. El grupo no forma parte de las negociaciones para llegar a un acuerdo en torno a la acusación federal, pero señaló que el Departamento de Justicia los alentó a proporcionar el punto de vista de la comunidad con el fin de ayudar a lograr un arreglo.

El departamento está buscando un acuerdo en que la oficina de Arpaio, sin reconocer su culpabilidad, prometa que establecerá políticas efectivas contra la discriminación, mejorará la capacitación y hará otros cambios cuyo cumplimiento podría ser supervisado por un juez.

Los abogados del alguacil y el Departamento de Justicia tienen de plazo hasta el 14 de abril para resolver las acusaciones.

Las autoridades federales investigan quejas de que los policías de Maricopa ejercen fuerza excesiva contra los hispanos, de que los esfuerzos de Arpaio para controlar la inmigración no autorizada dañan la confianza de la comunidad hispana, y de que un amplio número de casos de delitos sexuales que fueron asignados a su oficina no se les dio seguimiento o no fueron investigados.

La oficina del alguacil se negó a comentar sobre las recomendaciones. En un comunicado, el Departamento de Justicia dio la bienvenida a la retroalimentación de la comunidad y dijo que sigue buscando la participación del público.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino