Una investigación de Associated Press descubrió que la dirección facilitada por decenas de personas para obtener licencias de manejar es exactamente la misma de muchas casas y negocios en todo Nuevo México, indicio de un fraude potencial por parte de los inmigrantes que se encuentran sin permiso en el país.

En un caso, 48 extranjeros afirmaron vivir en un comercio expendedor de tabaco en Albuquerque, para obtener una licencia. En otro caso, más de 12 dijeron vivir a lo largo de un año en un negocio dedicado a la reparación de automóviles. Esa situación se repitió en otras direcciones desde que Nuevo México cambió la ley en el 2003 para permitir a los inmigrantes ilegales obtener la misma licencia de manejar que los ciudadanos estadounidenses — uno de los dos estados en todo el país que lo tolera.

La gobernadora republicana Susana Martínez pidió a los legisladores que deroguen la ley por peligrar la seguridad pública debido al fraude generalizado. Sostiene además que Nuevo México atrae a inmigrantes de otros estados que buscan obtener una licencia de manejar, útil para embarcarse en aviones, realizar transacciones financieras u obtener otro permiso en otros estados. La propuesta de la gobernadora será considerada el jueves por una comisión legislativa.

Contar con una dirección en Nuevo México tiene una importancia crítica para obtener una licencia. Los solicitantes sin número de Seguridad Social deben demostrar su identidad con múltiples documentos como un pasaporte o una traducción al inglés firmada por un notario de un certificado extranjero de nacimiento. Deben mostrar además, con otros documentos, que residen en Nuevo México, incluyendo acuerdos de arriendo y alquiler, facturas del agua y la luz, así como declaraciones del estado de cuentas bancarias. Entre más de 90.000 licencias emitidas a extranjeros, es imposible saber quiénes carecían del correspondiente permiso para residir en Estados Unidos porque el estado no les pregunta su situación migratoria.

La AP analizó datos desde el 2003 y descubrió una extraña coincidencia en direcciones de todo el estado, indicio de que el sistema para obtener licencias de manejar esta afectado de fraudes.

En un caso, 17 personas con apellidos diferentes utilizaron la dirección de centro de reparación de vehículos como dirección en Albuquerque para obtener licencias durante 9 meses en el 2007; solamente cuatro licencias adicionales fueron dispensadas a personas que utilizaron la misma dirección en el 2008 y 2009.

En otro caso, 31 personas dieron como dirección una casa rodante en Albuquerque para obtener licencias en 29 meses y en ocasiones esas licencias llegaron una tras otra. De promedio fue emitida una a la semana con esa dirección en dos meses que concluyeron en el 2008. Empero, desde entonces no han sido emitidas licencias adicionales.

Los detractores del sistema sostienen que lo ocurrido es obvio.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino