Tras ser derrotado en las primarias de Carolina del Sur, Mitt Romney concentraba el lunes sus ataques en Newt Gingrich, tachándolo de hombre "errático" que se ha beneficiado de sus vínculos con grandes empresas.

Romney arreció sus ataques contra el ex presidente de la Cámara de Representantes, a quien pidió que difunda su lista de clientes, contratos y otros documentos relacionados con los trabajos que cobró tras abandonar el Congreso, entre ellos como asesor de los gigantes hipotecarios Freddie Mac y Fanny Mae, así como los detalles de las investigación a que fue sometido en la década de 1990 por presuntas violaciones éticas.

Romney denunció además que Gingrich participó en "una actividad potencialmente errónea" cuando trabajó con sus ex colegas del Congreso en la creación en un plan de fármacos a precios reducidos en el seguro médico de los jubilados, el Medicare.

"Podría ver una sorpresa de octubre diaria con Newt Gingrich", dijo Romney tras una mesa redonda con personas amenazadas por embargos hipotecarios.

Gingrich, que compareció con anterioridad en la cadena de televisión ABC, se mofó de Romney por considerarlo "alguien que no ha difundido sus antecedentes mercantiles, que ha decidido abrazar la transparencia sin ser transparente". Romney difundirá el martes sus declaraciones personales de impuestos, luego de mostrarse reacio inicialmente.

Los ataques entre ambos candidatos abrieron un enfrentamiento en la Florida, estado clave para determinar cuál de ellos será el candidato presidencial republicano. Cuatro aspirantes — Gingrich, Romney, Rick Santorum y Ron Paul — participarán el lunes por la noche en Tampa en el primero de dos debates antes de la primaria de la Florida el 31 de enero.

Gingrich, que acudirá el lunes por la tarde a Tampa, sigue disfrutando de su reciente victoria en Carolina del Sur. En las primeras tres primarias, Santorum ganó en Iowa y Romney en Nueva Hampshire.

La campaña electoral de Gingrich dijo que ha recaudado un millón de dólares en las primeras 24 horas desde que ganó el sábado la primaria de Carolina del Sur.

Gingrich, que con frecuencia pasa al ataque en esta campaña electoral, ahora es atacado por todas partes.

Santorum considera a Gingrich "muy arriesgado" para obtener la postulación republicana. Romney tildó a Gingrich de cabildero. Gingrich niega tajantemente haber hecho cabildeos para Freddie Mac y Fanny Mae o algún otro cliente.