Mitt Romney defendió su historial el viernes en un anuncio de televisión donde acusa a sus rivales presidenciales republicanos de adoptar la "línea Obama" para criticarlo de ser un empresario agresivo cuando dirigió una firma de capital privado.

Mientras, los aliados del ex gobernador de Massachusetts asediaron al rival y ex senador Rick Santorum en anuncios en Carolina del Sur y Florida por el gasto gubernamental en proyectos de poco impacto a nivel nacional y también trabajan para evitar que los contendientes ganen terreno mientras Romney busca seguir con su racha ganadora en cuatro estados.

Romney está haciendo campaña en Carolina del Sur, donde los electores están todavía indecisos sobre él antes de las cruciales elecciones primarias estatales del 21 de enero. Romney ganó las dos primeras pruebas de la nominación republicana, en Iowa y Nueva Hampshire, y Carolina del Sur puede ser la última oportunidad de sus rivales para frenar su avance y evitar que llegue a ser el candidato presidencial republicano.

El nuevo anuncio de Romney menciona a Staples, Sports Authority y Steel Dynamics como éxitos de la firma Bain Capital.

"Esperábamos que el gobierno de Obama enviara a los tribunales al libre mercado... Los rivales de Romney (del Partido Republicano) están avergonzados por adoptar la línea de Obama", señala el anuncio.

Ese comentario fue una bofetada al ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich y al gobernador de Texas, Rick Perry, que han ido tras Romney previo a las primarias de Carolina del Sur, por su desempeño en Bain y atrayendo críticas de todo el Partido Republicano por hacerlo.