El expresidente colombiano Álvaro Uribe consideró hoy que la exdirectora de la inteligencia oficial María del Pilar Hurtado, asilada en Panamá, es "objetivo de venganzas de criminales" por cuanto es solicitada por autoridades judiciales en su país.

Uribe emitió un comunicado en su página de internet en el que denunció que falsas víctimas de matanzas presionan contra el asilo de Hurtado, reclamada por la Justicia por su presunta responsabilidad en un proceso de escuchas ilegales.

El exmandatario (202-2010) difundió el comunicado desde Panamá, donde asistió al funeral del expresidente de ese país Arnulfo Arias y visitó a Hurtado, prófuga de la Justicia.

Según Uribe, Hurtado, acusada por el escándalo de las escuchas ilegales contra magistrados, opositores, defensores de los derechos humanos y periodistas, "es objetivo de venganza de criminales que fueron combatidos" por su Gobierno.

Asimismo, Uribe admitió que su país "tuvo una destructora penetración de criminales" en altas esferas estatales que incluso llegó a "un sector de la Justicia", pero insistió en que se persigue "a quienes sirvieron bien a la Patria".

Hurtado fue beneficiaria de un asilo otorgado por el Gobierno del presidente Ricardo Martinelli a finales de 2010.

La exdirectora del eliminado Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) es solicitada por haber incurrido presuntamente en los delitos de concierto para delinquir agravado, violación ilícita de comunicaciones, abuso de función pública, peculado por apropiación y falsedad ideológica en un documento público.

El expresidente también alude en su comunicado a otros altos cargos de su administración afectados en procesos judiciales, como quien fuera su secretario general en la Presidencia, Bernardo Moreno, a su ex ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, así como al ex alto comisionado para la Paz Luis Carlos Restrepo.