El presidente de Ecuador, Rafael Correa, celebró hoy la firma por parte del Mercosur del Protocolo de Montevideo durante en la XLII Cumbre de Jefes de Estado, como mecanismo de defensa de la democracia ante posibles intentos de desestabilización de las instituciones.

Durante su intervención en la sesión plenaria de la cumbre, Correa quiso "reconocer en el nombre de la nación ecuatoriana el gran paso que se ha dado para salvaguardar las democracia" en la cita montevideana mediante ese acuerdo.

"A través de la suscripción del Protocolo de Montevideo", que demuestra los "denominadores comunes" existentes entre los Gobiernos suramericanos, "independientemente de la tendencia" política, será posible "hacer respetar los sistemas democráticos de la región", reiteró.

Según Correa, el acuerdo, incluido en la declaración final de la Cumbre, "refleja el compromiso de las naciones suramericanas con la institucionalidad democrática y su repudio a los viejos tiempos" de las dictaduras, "apoyadas y financiadas por elites nacionales e internacionales".

El mandatario ecuatoriano advirtió también que "algunos creerán superados esos tiempos", pero a los mismos les pidió "revisar" los distintos incidentes que provocaron la desestabilización durante la pasada década en su país, en Honduras, en Bolivia y en Venezuela.

"El peligro está latente. Para nuestras elites, la democracia es válida hasta que haya el riesgo de que cambie algo", pero "con los nuevos Gobiernos que han llegado a la región la democracia ha cambiado y mucho", manifestó.

Justo después del discurso del ecuatoriano, el presidente de Uruguay, José Mujica, cuyo país cedió a Argentina en la cumbre la presidencia del bloque, detalló que el Protocolo de Montevideo es "un mecanismo de respuesta casi automática e inmediata de defensa de la institucionalidad democrática en el caso de que alguno de los Gobiernos electos fuera sometido a un golpe de Estado".

En su intervención, Correa reveló también que su Gobierno tiene "una visión", en materia de política comercial y tratamiento de las inversiones, "mucho más cercana" al Mercosur, bloque del que Ecuador es asociado, que a la Comunidad Andina (CAN), del que es miembro pleno.

En días pasados, el presidente de Ecuador anunció que en esta cumbre podría presentar formalmente su petición para formar parte del bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, aunque hoy aclaró que ese pedido todavía está en estudio.

Los países del Mercosur anunciaron este martes la creación de una comisión de alto nivel para analizar nuevas incorporaciones al bloque, como la de Ecuador y la de Venezuela, cuya adhesión está trabada por la única negativa del Parlamento paraguayo.