El presidente del Gobierno español en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, envió hoy un telegrama al primer ministro de la República Checa, Petr Necas, a quien transmitió sus condolencias por el fallecimiento de quien fuera el primer presidente de ese país, Vaclav Havel.

En el telegrama, enviado en nombre del pueblo y del Gobierno español, Zapatero lamentó la muerte de Havel y recordó su labor intelectual primero y su labor política después.

Ambas, señaló en el telegrama, son una buena muestra "de un claro compromiso por la defensa de la libertad y de la dignidad humana".

El dramaturgo y político murió ayer en Praga a los 75 años tras sufrir una larga enfermedad pulmonar.

Tras recordar el "firme apoyo" de Havel al proyecto europeo, Zapatero indicó que sus visitas a España sirvieron para estrechar los lazos entre los dos países y la admiración por su figura.

Zapatero hizo extensivo el pésame a la viuda de Havel, así como al resto de su familia.