El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, pidió hoy a los Estados Unidos "total voluntad" y más respaldo para la región centroamericana en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico.

Funes hizo el llamamiento al instalar en un hotel de San Salvador la XXXVIII Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

"La región (centroamericana) solo es un corredor (de droga) que paga nefastas consecuencias", ya que siempre "pone los muertos", dijo Funes.

"Necesitamos por ello la total voluntad y disposición de nuestro gran vecino del norte (EE.UU.) para dar con éxito esta batalla, nosotros por nuestra parte no nos cruzáremos de brazos", indicó.

Enfatizó que los países de la región "por sí solos no pueden dar esta buena batalla con posibilidad de éxito".

A la reunión también asisten los presidentes de Honduras, Porfirio Lobo, y Guatemala, Álvaro Colom, así como su sucesor, Otto Pérez Molina, quien asumirá el 14 de enero próximo, y el de Nicaragua, Daniel Ortega.

Por Costa Rica participa el vicepresidente Alfio Piva y por Panamá, el canciller Roberto Henríquez. También asiste los embajadores de la República Dominicana en El Salvador, Víctor Sánchez, y de Belice en Guatemala, Alfredo Martínez.

Funes le entregará a Lobo durante esta reunión la presidencia semestral del SICA, que Honduras ocupará a partir del 1 de enero próximo y que se centrará en el combate de la pobreza y la inclusión social.

La cumbre del SICA se celebra después de una reunión del Grupo Consultivo de la comunidad internacional sobre ayuda para la reconstrucción de los países centroamericanos afectados por las lluvias en octubre pasado.