El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, pidió hoy la liberación del abogado chino defensor de los derechos humanos Gao Zhisheng, encarcelado de nuevo días antes de que terminara la "libertad condicional" que le ha mantenido en paradero desconocido en los últimos dos años.

"Gao Zhisheng debe ser puesto en liberad y debe permitírsele que continúe con su vida sin más acoso, detenciones o intimidación" recalcó Buzek en un comunicado, en el que pide a las autoridades chinas que hagan público su paradero y que dejen a su familia contactar con él.

Un tribunal de Pekín anunció ayer que retiraba a Gao Zhisheng, candidato varias veces al premio Nobel de la Paz por su labor en defensa de los derechos humanos, la "libertad condicional" por violar sus condiciones.

Gao volverá a la cárcel los próximos tres años tras estar dos años desaparecido a manos de las autoridades chinas, que en diciembre de 2006 le condenaron a tres años de cárcel con cinco años de libertad condicional y privación de sus derechos políticos por "incitar a la subversión contra el poder del Estado", según la agencia estatal de información china Xinhua.

En agosto, el letrado seguía desaparecido a pesar de que el 14 de ese mes finalizaba el periodo de libertad condicional de cinco años del que supuestamente gozaba.

Gao, nombrado en 2001 por el Gobierno chino como uno de los letrados más destacados del país, empezó a ser objeto de acoso por parte de las autoridades cuando aceptó representar a miembros perseguidos del movimiento religioso Falun Gong, ilegalizado por Pekín en 1999 cuando contaba con 60 millones de seguidores.

Como represalia por su defensa de éste y otros casos delicados para el régimen chino, Pekín revocó su licencia, cerró su bufete y sometió a su familia a una vigilancia y acoso continuos.

Poco antes de su desaparición en 2009, su mujer y sus hijos se exiliaron en Estados Unidos.