El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, anunció hoy que su Gobierno estudia "muy seriamente" la posibilidad de pedir al Mercado Común del Sur (Mercosur) su incorporación como miembro de pleno derecho.

Correa, en su habitual informe sabatino, confirmó que la noche del próximo lunes viajará a Montevideo para asistir el martes a la Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur), bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y que tiene como miembros asociados a Chile, Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador.

"Somos un Estado asociado, pero hay muy importantes ventajas de ser Estado miembro", señaló el mandatario tras destacar la cercanía de su país con ciertas posiciones del grupo suramericano.

"La visión internacional del Mercosur es muy cercana a la de Ecuador", por ejemplo en la resistencia a suscribir Tratados de Libre Comercio (TLC) con otros bloques o países en el mundo.

También destacó como posición común la renuencia a la suscripción de tratados de protección recíproca de inversiones con potencias mundiales.

Todas esas coincidencias, así como el potencial comercial que supondría el acceso de Ecuador al Mercosur, han llevado al Gobierno ecuatoriano a estudiar su petición de ingreso, reiteró Correa.

"Estamos analizando muy seriamente la posibilidad de que Ecuador entre como miembro pleno del Mercosur", remarcó el mandatario tras recordar que ha sido ese grupo el que ha invitado al país andino a formar parte del bloque.

Ese ingreso "nos facilita el acceso a mercados como Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay", los integrantes fundadores, añadió Correa que recordó que el Gobierno de Venezuela se encuentra en un proceso de adhesión al Mercosur.

Si Ecuador es admitido, se convertiría en el único país del Mercosur con "con costas en el Pacífico" y tendría como una particularidad el hecho de no compartir fronteras con los Estados fundadores, añadió el mandatario.

El Mercosur, subrayó, es "un gran mercado", cuyo fortalecimiento permitiría también robustecer a la Unión Suramericana de Naciones (Unasur).