Varias organizaciones venezolanas de Miami (EE.UU.) protestaron hoy frente al Consulado General de Venezuela en rechazo a la supuesta "labor de espionaje" articulada por la cónsul de ese país suramericano, Livia Antonieta Acosta, contra el exilio en esta ciudad.

Bajo el lema "No a la conspiración, no al espionaje de funcionarios consulares", alertaron sobre la "persecución política" puesta en marcha por Acosta contra "los venezolanos que huimos de nuestro país y pedimos refugio en EE.UU.", dijo hoy a Efe Jose Antonio Colina, director de la organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex).

En ese contexto, Colina, organizador de la concentración, se sumó a la voces que han denunciado la supuesta pertenencia de la cónsul venezolana en Miami al Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), al igual que la del vicecónsul, Edgard González Belandria.

La intención de los funcionarios de inteligencia venezolanos como Acosta es "monitorear, visualizar y hacer seguimiento de todas las actividades que realizan los exiliados" de este país en Florida, resaltó Colina, quien cifró en unos 4.500 los venezolanos a los que se les ha concedido el estatus de asilo político en este estado.

A esta cifra habría que añadir otros 3.700 casos pendientes de la concesión de asilo político, para una comunidad de unos 120.000 venezolanos radicados en Florida, comentó Colina.

"Miami es la ciudad del mundo con mayor número de venezolanos con asilo político que han llegado por la persecución política" a manos del Gobierno de Hugo Chávez, apostilló.

Condenó asimismo que se "utilicen las funciones consulares" para, en vez de ayudar a los venezolanos radicados en EE.UU., "perseguir a los que nos encontramos en este país".

Los activistas venezolanos también alertaron sobre la presunta participación de Acosta en la "conspiración para atacar la seguridad de EE.UU.", después de que Univisión transmitiera un documental sobre un supuesto plan para atacar los sistemas informáticos de varias plantas nucleares de este país, así como de la Casa Blanca y de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Cada vez son más las voces del exilio venezolano que se han sumado recientemente a la petición de algunos congresistas estadounidenses de que se investigue a la cónsul venezolana en Miami por su supuesto vínculo con ese hipotético plan, que habría sido impulsado por Irán, Cuba y Venezuela, según el citado documental.

"Queremos llamar la atención del Gobierno norteamericano sobre el peligro que representa el personal consular que es miembro del servicio de inteligencia venezolano", expresó a Efe Patricia Andrade, del grupo Venezuela Awareness Foundation, que también participó hoy en la protesta.

"Están aquí (los citados funcionarios venezolanos) para una misión macabra: El espionaje y buscar la forma de debilitar a EE.UU. mediante ataques", puso de relieve.

Otras organizaciones que se sumaron a la protesta fueron UnoAmérica-USA y la Organización de Venezolanos en el Exilio (Orvex).