España y el Banco Mundial (BM) donaron hoy en El Salvador más de un millón de dólares para fortalecer la prevención de desastres naturales en Centroamérica.

España aportó 600.000 dólares y el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Institucional del BM otros 439.170 dólares, que serán gestionados por el Centro de Coordinación para la Prevención de Desastres Naturales en América Central (Cepredenac)

La donación española procede del Fondo Español para América Latina y el Caribe, que es administrado por el BM.

El director del BM para Centroamérica, Felipe Jaramillo, y el director ejecutivo del Cepredenac, Iván Morales, firmaron los dos convenios en un acto celebrado en un hotel de San Salvador.

La donación del BM se destinará al fortalecimiento de las capacidades de coordinación del Cepredenac, con sede en Panamá, explicó un comunicado del organismo financiero.

Agregó que la donación española financiará "el entrenamiento de expertos locales y la creación de un espacio virtual de instituciones, universidades y profesionales para fomentar una comunidad regional que discuta, analice y evalúe los riesgos, con énfasis en los peligros hidrometeorológicos y del cambio climático".

Asimismo, la donación de España "financiará estudios y actividades para la reducción del riesgo y la adaptación al cambio climático".

El embajador de España en El Salvador, Enrique Ojeda Vila, reafirmó "el compromiso de apoyar a países como El Salvador y a una región como la centroamericana en sus esfuerzos" para reducir "la vulnerabilidad ante el impacto del cambio climático".

España mantiene este respaldo hacia la región en general y al Cepredenac en particular desde hace varios años, refirió.

"Ante la vulnerabilidad, ante los desastres naturales, ante el cambio climático, no hay fronteras, no hay límites", remarcó.

Ojeda Vila también destacó que esta donación de España y del BM es "un buen ejemplo" de los "esfuerzos de armonización, de coherencia", que España ha desarrollado con otros cooperantes que brindan ayuda a Centroamérica.

El representante del BM en El Salvador, Fabrizio Zarcone, explicó que la donación es "un dinero-semilla", porque "es un punto de partida para que la cooperación siga más fuerte" en el futuro.

Zarcone indicó que esta iniciativa va en línea con el propósito de lograr una estrategia centroamericana de gestión de riesgos, que se debatirá mañana en la reunión del Grupo Consultivo de países y organismos de cooperación sobre la ayuda para la reconstrucción tras el desastre que causaron las lluvias en octubre pasado.