La Procuraduría General de Colombia suspendió e inhabilitó hoy por seis meses al alcalde de la ciudad colombiana de Cali, Jorge Iván Ospina López, por no asistir a cuatro sesiones del Concejo Municipal entre 2008 y 2009, informó el Ministerio Público.

La Procuraduría, en fallo de primera instancia, señala que "es evidente que el comportamiento omisivo desplegado" por Ospina "fue contrario al ordenamiento jurídico y vulneró flagrantemente la ley disciplinaria".

Según un comunicado de prensa de la Procuraduría, Ospina "obró de tal manera que atentó contra el funcionamiento del Estado y la consecución de sus fines".

Ospina, al igual que los demás alcaldes de Colombia, termina su mandato el próximo 31 de diciembre, por lo que la sanción va más allá de su mandato.

Cali, con más de 2,5 millones de habitantes, es la tercera ciudad en importancia en Colombia. La primera es Bogotá, seguida de Medellín.

Rodrigo Guerrero, es el alcalde electo de esta ciudad, capital del departamento del Valle del Cauca, y asumirá su período de tres años el 1 de enero de 2012.

Según el expediente, Ospina fue castigado con seis meses de suspensión e inhabilidad por no asistir y presidir las sesiones del Consejo Municipal de Política Social (Compos).

El fallo de la Procuraduría señala que los Compos deben ser presididos por el jefe de la administración "teniendo en cuenta la importancia que para el Estado conlleva la protección integral a los niños, las niñas y los adolescentes, garantizando el ejercicio de sus derechos y libertades, consagrados en los instrumentos internacionales de Derechos Humanos, en la Constitución Política y en las leyes".

El Ministerio Público señala que la falta de Ospina es "gravísima".