El primer ministro británico, David Cameron, reiteró hoy en una reunión con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en que exigirá salvaguardas para su país en una reforma del Tratado.

Fuentes diplomáticas dijeron a Efe que Cameron les ha dicho que apoya una mayor disciplina fiscal y coordinación en la eurozona, pero que insistió en las garantías que exigiría a cambio de reformar el Tratado de la UE.

El primer ministro británico había dicho en la antesala de la cumbre europea que vetaría cualquier reforma si no logra incluir salvaguardas para defender los intereses del Reino Unido, sobre todo en lo que se refiere a las regulaciones financieras para proteger la plaza financiera de la City.

La reunión trilateral se celebró para intentar acercar posturas entre los tres gobernantes debido a que el eje franco-alemán pretende convencer a los 27 Estados miembros de la necesidad de una reforma profunda del Tratado de la UE y el Reino Unido pone condiciones.

El deseo de París y Berlín es lograr un acuerdo a Veintisiete, pero eso parece prácticamente imposible, porque también otros países, como por ejemplo Suecia, afirman que no tendrían el respaldo de sus ciudadanos para aprobar un nuevo tratado, ya sea por el Parlamento o por referéndum, caso este último de Irlanda.