El ministro francés de Asuntos Europeos, Jean Leonetti, aseguró hoy que "el euro puede explotar" y "deshacer la Unión Europea (UE)", mientras que el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, consideró que la moneda única "no está en absoluto amenazada".

En dos entrevistas diferentes con medios franceses, los dos políticos divergieron de la situación que afronta la divisa comunitaria en vísperas de la crucial cumbre de la UE que se abre esta noche en Bruselas.

"La situación es grave, el euro puede explotar y Europa puede deshacerse y eso puede ser una catástrofe no sólo para Europa, sino también para Francia y para el mundo", aseguró Leonetti en la televisión Canal+.

En la radio France-Info, Juncker señaló que el euro "no está en absoluto amenazado", aunque reconoció que algunos miembros de la UE afrontan una "crisis de la deuda pública".

"No estamos en peligro, estamos frente a una crisis de la deuda pública en cierto número de nuestros Estados miembros, pero el euro en si mismo, en lo que concierne a su valor interno, a su régimen de cambio, no está en absoluto amenazado", aseguró el primer ministro luxemburgués.

El dirigente del Eurogrupo aseguró que Europa debe "hacer lo posible para poner en marcha instrumentos y mecanismos de cortafuegos que eviten el contagio hacia los países que están en el centro de la zona euro".

Juncker se mostró optimista con el resultado de la cumbre que comienza hoy en Bruselas: "Tiene que haber un acuerdo", aseguró.