El ministro de Planificación y Finanzas venezolano, Jorge Giordani, indicó hoy que Venezuela ya ha saldado el primer tramo de 6.000 millones de dólares del denominado Fondo Chino-Venezolano, que en febrero amortizará otra parte similar y próximamente firmará un nuevo aporte por idéntico monto.

"En recientes visitas que hicieron funcionarios venezolanos (a China) (...) ya está acordado un tercer tramo por un financiamento de 4.000 millones de dólares por la parte china y 2.000 por la parte venezolana", dijo el ministro en rueda de prensa sin precisar la fecha de la firma.

Giordani indicó que la próxima semana se celebrará en Caracas una reunión de alto nivel de la comisión China-Venezuela, cuya fecha no precisó, en la que se hará una "revisión" de los distintos proyectos de financiación con el gigante asiático.

Con este nuevo aporte, el Fondo Pesado chino-venezolano, destinado a financiar proyectos "estratégicos" binacionales, ascenderá a 18.000 millones de dólares después de que ambos países hicieran un primer desembolso de 6.000 millones en 2007 y otro de igual cantidad en 2009.

Giordani aseguró hoy que el primer crédito de 6.000 millones está "absolutamente cancelado" y que otro de idéntico monto suscrito en 2009 va a cancelarse "total y absolutamente" en febrero del año próximo.

El funcionario destacó que ese fondo se cancela "a precios internacionales" con lo que la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) "recibe absolutamente los recursos" y "cumple perfectamente con todos los requerimientos".

El presidente Hugo Chávez destacó en septiembre pasado que entre los proyectos que se financian con estos fondos se cuentan plantas para producir fármacos, construir satélites, procesar plásticos, autopartes, electrodomésticos e invertir en 72 fábricas socialistas con Argentina y una procesadora de alimentos con Cuba.

En este sentido, Giordani destacó que "ningún país latinoamericano" tiene la financiación que Venezuela ha alcanzado con China y puso como ejemplo de eso otra línea de créditos que China concedió al país caribeño en abril de 2010 valorados en más de 20.000 millones de dólares.

Este es un acuerdo "de gran volumen y de largo plazo", resaltó hoy Giordani tras recordar que 10.200 millones de dólares de esos fondos se entregaron en yuanes.

El ministro dijo, además, que se va a hacer "una revisión" de este préstamo en la reunión de la semana que viene con la contraparte china.

Venezuela paga los créditos que tiene con China con los casi 500.000 barriles de petróleo que diariamente manda al gigante asiático y que Giordani dijo se le vende "a precios de mercado".

"Las relaciones con China son de altísimo nivel, de carácter estratégico y se han ido cancelando los compromisos a medida que se ha ido proveyendo de los recursos petroleros", señaló.