El embajador de Haití en la República Dominicana, Fritz Cineas, consideró hoy que los incidentes ocurridos en la zona fronteriza entre los dos países, donde el pasado fin de semana murieron un dominicano y dos haitianos, no deben afectar la relación bilateral.

Además de los haitianos fallecidos otros cuatro resultaron heridos al ser atacados por varios dominicanos que pretendían vengar la muerte de un compatriota, indicó el diplomático.

Todos se recuperan en un hospital de Barahona (suroeste dominicano) y tres de ellos serán dados de alta mañana, agregó.

Los hechos comenzaron cuando el dominicano fallecido trató de mediar en una disputa entre haitianos y fue atacado por uno de ellos, quien le causó la muerte de forma "involuntaria", según el diplomático.

Cineas, en declaraciones a Efe, indicó que varios hermanos de la víctima, perteneciente a una familia de treinta miembros, figurarían entre los autores de la muerte de los haitianos, aunque señaló que tampoco fue "un acto voluntario".

Medios haitianos publicaron durante los últimos días que los haitianos fallecidos son cuatro y que en la zona donde ocurrieron los hechos se vive un clima de tensión, aunque el embajador dijo que según la información de que dispone se trata de dos fallecidos y que el ambiente en la zona es normal.

"No creo que afecte a las relaciones bilaterales. Los Gobiernos no tienen nada que ver", dijo Cineas, quien indicó que los hechos sucedieron en las inmediaciones de un mercado situado entre La Descubierta, en la provincia dominicana de Independencia (oeste), y el municipio haitiano de Cornillon.

Explicó que el Gobierno dominicano y el haitiano han enviado a la zona sendas delegaciones con la misión de "apaciguar" los ánimos y evitar que esos sucesos afecten a la relación entre ambos países.

"Las relaciones no son tensas, sino normales, armoniosas y estrechas. Por eso estamos trabajando para mantenerlas y fortalecerlas. También pienso que ese es el deseo del presidente Michel Martely y del canciller, Laurent Lamothe", aseveró el diplomático.

El embajador se mostró de acuerdo con las manifestaciones efectuadas en ese sentido por el canciller dominicano, Carlos Morales Troncoso, quien el martes aseguró que las autoridades dominicanas mantienen "estrechas relaciones" con sus homólogas de Haití.

Además, Morales añadió que a lo largo de la extensa frontera entre ambos países se conocen situaciones que son resueltas de una manera institucional, de conformidad con las normas del derecho internacional, así como los acuerdos, tratados y convenios de los que ambas naciones son signatarias.

Cineas opinó que "desgraciadamente hay ciertos rencores históricos que siguen existiendo y que tienen que arreglarse".

Agregó que muchos de sus compatriotas "no olvidan" la matanza de haitianos que se produjo en 1937 por orden del entonces gobernante dominicano, Rafael Leónidas Trujillo, al igual que muchos dominicanos recuerdan las campañas bélicas lideradas por Gobiernos haitianos con el fin de unificar la isla durante el siglo XIX.

El diplomático indicó que los sucesos ocurridos son "casos aislados" que se producen en una línea fronteriza en la que funciona una docena de mercados y recordó que historiadores han dicho que los problemas no se dan entre los pueblos fronterizos, que se llevan bien, sino entre Puerto Príncipe y Santo Domingo.