El presidente panameño, Ricardo Martinelli, llega hoy a Francia para una visita de tres días en la que una de sus prioridades será corregir la apreciación de que su país es un paraíso fiscal, en particular tras las declaraciones en ese sentido de su homólogo francés, Nicolas Sarkozy.

Martinelli, que viaja acompañado entre otros de sus ministros de Relaciones Exteriores, Roberto Henríquez; Economía y Finanzas, Franck de Lima, y Comercio, Ricardo Quijano, se entrevistará con Sarkozy mañana por la tarde en el Palacio del Elíseo.

Será la ocasión de tratar sobre las declaraciones de Sarkozy en la reciente cumbre del G20 de Cannes (sureste de Francia), donde dio una lista con el nombre de nueve paraísos fiscales, entre ellos Panamá, que son los que no han pasado el primer filtro del Foro Global sobre la Transparencia Fiscal.

Hoy el Ministerio francés de Exteriores intentó colocar esa polémica en el marco del G20, al recordar que Sarkozy hizo esas afirmaciones en tanto que presidente de ese grupo y no de Francia.

"No se trataba en ningún caso de una declaración de carácter nacional. Esas palabras retomaban las conclusiones del informe del Foro Global sobre la Transparencia Fiscal, un grupo de trabajo en el que participan 105 países y territorios, incluido Panamá", subrayó un portavoz ministerial.

Insistió en que Francia y Panamá mantienen "un diálogo estrecho" sobre esta cuestión y recordó que el pasado 30 de junio ambos países firmaron una convención para "eliminar las dobles imposiciones y prevenir la evasión y el fraude fiscal".

Fuentes oficiales panameñas pusieron el acento, por su parte, en que se han "cumplido con todos los requisitos" para no ser catalogados de paraísos fiscales.

Horas antes de la entrevista Martinelli-Sarkozy, De Lima, el viceministro panameño de Relaciones Internacionales, Francisco Álvarez de Soto, y el embajador de Panamá en Francia, Henry Faarup, serán recibidos en la sede de la OCDE en París por su director de Política Fiscal, Jeffrey Owens, y el director del Foro Global sobre la Transparencia Fiscal, Pascal Saint Amans.

El presidente panameño, que mañana mantendrá también un encuentro con el presidente de la Asamblea Nacional francesa, Bernard Accoyer, y se desplazará al Ministerio de la Ciudad, asistirá el viernes a una sesión de trabajo con empresarios franceses en la sede de la patronal MEDEF.

En esa conferencia consagrada a las inversiones en Panamá, el jefe del Estado dará cuenta de las evoluciones económicas y financieras más recientes de su país, de sus prioridades y sus ambiciones y presentará los sectores más dinámicos, con los grandes proyectos que pueden representar oportunidades para las compañías francesas.

Martinelli llega a París sólo unas horas después de que se desbloqueara el proceso para la extradición de Francia a Panamá del exdictador Manuel Antonio Noriega, con el visto bueno de Estados Unidos para su entrega.

El Tribunal de Apelación de París notificó a Noriega la luz verde de Washington para la segunda demanda de extradición, cuya tramitación judicial puede quedar finalizada en una nueva audiencia prevista para el próximo día 23.

Los abogados del antiguo hombre fuerte de Panamá mostraron su confianza en que su cliente, quien hoy volvió a reiterar que acepta su entrega a Panamá para ser juzgado por todos los procedimientos que pueda tener pendientes, retorne antes de fin de año e incluso esté allí para Navidades.